Ni iTablet ni nada: se llama iPad

Cuando recién iniciaba la carrera de Ciencias de la Comunicación, nuestro por entonces decano nos dio un texto que vagamente recuerdo, pero ciertamente era sobre un "papel virtual". Decía el texto, creo rememorar, algo sobre que las noticias llegarían directamente a este papel mágico, carente de tinta. Tendría dimensión similar a la de una hoja de papel convencional (digamos A4) y sería bastante ligero. Era entonces como pensar en "Back to the future", alucinando con cuándo sería, cómo sería y tantas preguntas más.

Al tocar por primera vez un iPod Touch, este texto vino a mi cabeza, como si se tratara de una profecía de Nostradamus: Efectivamente los periódicos (el NY Times, tan aparecido en las pantallas de Apple) llegaban en una pantalla bastante liviana a tus manos y la podías ampliar, reducir, girar, etc.

El iPad es esto y mejor: No es un vil lector de libros en blanco y negro, como el Kindle, sino es el libro en tus manos. La talla correcta para escribir (correos, mensajes, documentos, qué se yo), para navegar, para todo.

Sin embargo, y aquí está la desazón que asoló a muchos tras el anuncio, se esperaba más. Como dije en post anterior, lo peor que podía hacer Apple era un iPod grande. Por el contrario debía ser más una Macbook tactil. No lo es y seriamente lo lamento. Pero Apple es esa compañía de los milagros: el iPad no es la tablet que esperábamos y necesitábamos, sino el "pad" que habremos de querer todos.
De cualquier forma servirá y no será tan caro como se esperaba: desde US$ 500 para la edición de 16GB hasta US$ 700 para la de 64GB.

Además, jugar, leer, navegar y todo, es mejor en una pantalla de 9 pulgadas y media.

Blogalaxia Tags:

Comentarios