Los iPods renovados de Apple (y un callado adiós al iPod Classic)

Adiós iPod Classic, con todo y Bono
Ayer le mencionaba a un amigo mí que la muerte del iPod Classic estaba cerca. Hoy debía ser el día en que, tras notables nueve años de carrera, el formato original y más simbólico de este dispositivo pase al retiro. Es algo que se veía llegar desde la aparición del iPhone: la existencia de la pantalla táctil, más temprano que tarde, devoraría a la divertida pero ya poco útil rueda. Para la nostalgia quedarán el ícono iPod (en iPhone y iPods touch) y los controles del iPod Shuffle.

Aunque mi amigo le apostaba a la desaparición del Nano, el que verdaderamente estaba de más en esa familia era el Classic. Así, sin más, hoy se omitió cualquier "novedad" al respecto, a manera de silenciosa restringida. Apoyando mis alegatos, el iPod Nano fue renovado una vez más. Ahora, si bien carece de la cámara que se le incorporó en su generación anterior, se ha reducido notablemente su tamaño, alcanzando la talla del Shuffle, y se le incorporó una pantalla táctil. Algo controversial en su diseño, pero acorde con la tendencia de diseño actual en la compañía de la manzana.

iPod Nano, ahora también "touch"
Los cambios del Shuffle no han sido tan dramáticos como reveladores: Apple también se equivoca. Definitivamente la generación "sin botones" no resultó tan exitosa como se hubiera esperado y han retornado al diseño de años anteriores, con un poco más de duración de batería. Nada sutancialmente nuevo, pero a US$ 50 son bastante accesibles.

El ya famoso iPod Touch se ha hecho aún más delgado y más ligero, y siguiendo su destino de iPhone sin  teléfono, tiene pantalla Retina, alta definición y, por supuesto, cámaras adelante y atrás. Es decir, sigue siendo básicamente un iPhone que no hace llamadas.

Sin embargo, este cuadro de The Business Insider nos muestra que el iPod ya no está en su mejor momento y ya no es el gran producto de Apple que solía ser.


Con todo, el iPod entrará a su décimo año de existencia, con sus múltiples evoluciones y variantes. Venga un aplauso.

Comentarios