Sí, Twitter compró Tweetdeck ¿y a mí qué?

El desarrollador de Tweetdeck, Iain Dodsworth, dice efusivamente -si es que algo se puede "decir" efusivamente en Internet- que "¡es hora de celebrar!".

Yo también celebraría si tuviera entre 40 y 50 millones de dólares en mis bolsillos, ojo.

Era una obligación para Twitter comprar Tweetdeck si quería mantener algo de primacía en el mercado ante la amenaza de UberMedia, que venía adquieriendo compañías vinculadas a Twitter -Echofon y Twidroyd, para ser exactos- desde hace algún tiempo y cerrando así el círculo de poder que algún día podría estrangular a la compañía de los 140 caracteres.

UberSocial, con Tweetdeck en sus manos, ya le hubiera podido imponer las reglas de juego a Twitter en su propio servicio.

Dodsworth subrayó en su comunicado que volverse parte de la "plataforma oficial", Tweetdeck ahora tendrá más poder. Para el fundador de Tweetdeck, el "cambio puede ser inevitable, pero seguimos siendo el mismo equipo, permaneciendo en Londres, con el mismo enfoque y los productos, y ahora con el apoyo y los recursos que nos permitan crecer y asumir retos aún mayores".

Por su parte, Twitter en su blog prometió continuar "invirtiendo en el TweetDeck que los usuarios aman y conocen".

¿A mí qué? Espero seriamente que esta importante unión genere mejores prestaciones de la aplicación, estabilidad en el servicio y un impulso fresco a Twitter.

A cruzar los dedos.

Comentarios