[Review] Garmin Vivofit 3: Lo bueno, lo malo y lo feo


La Vivofit 3 fue lanzada en abril de 2016, por la famosa marca Garmin, especializada en artículos GPS. Esta smartband es de la gama más baja que tiene Garmin.

La banda estándar (hay una extra larga) sirve para muñecas de entre 135 y 195 milímetros. El aparato es resistente al agua y pesa 26 gramos.

Tiene una pantalla de 10x10 milímetros, con una resolución de 64x64 píxeles. Tiene acelerómetro, contador de pasos, medidor de metas, monitoreo de sueño y de calorías quemadas.


Con la app Garmin Connect, disponible para iOS, Android y Windows, puedes sincronizar tu información.

La Vivofit 3 cuesta 80 dólares en la web oficial de Garmin.

Lo bueno

Aunque es extraño volver a las baterías de reloj, esta usa una CR1632, que debería durar un año completo. Así es, este no se recarga ni a la semana ni al mes. Toca cambiarle la batería una vez al año.

Aunque he leído por ahí que su aspecto luce de plástico barato, discrepo. De hecho me parece algo elegante y se siente muy ligero, sin hacer presiones incómodas.

Punto extra para su seguro. Esto es seriamente difícil de soltarse.

También podríamos decir que es bueno ver la hora en la pantalla, y tiene esta opción de pantalla dividida en la que ves en simultáneo la hora con tus pasos dados, calorías quemadas o kilómetros recorridos.

Lo malo
Me lo estaba guardando hasta aquí. No creo que deban comprar esta smartband bajo ninguna circunstancia. Es simplemente demasiado cara para lo que ofrece.

No vibra –lo que dispositivos de menor o igual precio hacen–, con lo que adiós a la alarma silenciosa.
Supuestamente tiene detección inteligente de movimiento, con lo que podría saber si has corrido, has montado bicicleta o simplemente has caminado. Pero esto no sucede en la realidad, lamentablemente.

El aparato no puede diferenciar un paseo en bicicleta de una caminata.

Su sincronización con la aplicación de Garmin es mala. De hecho, básicamente necesitas que tú la sincronices directamente en el momento que quieras ver tus progresos.

También por menos precio encuentras smartbands que incluyan un monitor de ritmo cardiaco. Esta no tiene.

Tampoco da notificaciones del smartphone, y así las diera tendría poco sentido ¡porque no vibra!

Lo feo

Estéticamente no es nada del otro mundo, se parece a casi cualquier smartband, y no ofrece nada nuevo.

Comentarios